Expresión usada en la región zuliana al noroccidente de Venezuela para mostrar sorpresa, susto, algo inesperado.