• Principal

La xenofobia anti italiana en la Venezuela de 1958

Hoy es muy común escuchar a los compatriotas denunciando casos de xenofobia contra venezolanos en el extranjero y repitiendo aquello que “en Venezuela siempre se ha recibido a los extranjeros con los brazos abiertos”; quizás la memoria colectiva es frágil y no se quiera recordar que también aquí se ha maltratado a los extranjeros.

No nos vamos a referir a los malos tratos que conocimos contra muchos latinoamericanos en los años 70, 80 y 90, cuando oleadas de suramericanos vinieron a Venezuela huyendo de las dictaduras  y de la pobreza de su países, quizás más que xenofobia se vieron casos aislados de explotación y desprecio de reducidos sectores a los venidos de otras tierras, lo que vamos a tratar a continuación es un verdadero y grave caso de xenofobia.

Corría el mes de febrero de 1958. El gobierno de Pérez Jiménez había sido depuesto apenas días antes. Venezuela venía experimentando un extraordinario proceso de transformación física con innumerables construcciones civiles. Edificios públicos y privados, centros comerciales, carreteras y autopistas, líneas ferrocarrileras, represas, puertos, teleféricos y aeropuertos se construían a lo largo y ancho del país financiados con la bonanza económica derivada de los buenos precios del petróleo. Este programa de construcciones se incluía en lo que el gobierno de aquél entonces llamaba en “Nuevo Ideal Nacional”, que no era otra cosa que la modernización del país, que también, entre otras cosas, incluía la inmigración de europeos que escapando de la devastada y empobrecida Europa vinieran a incorporar sus conocimientos y fuerza laboral, en fin, revitalizar la sangre de la población venezolana. Decenas de miles de portugueses, españoles y especialmente italianos llegaron a nuestro país a trabajar en centenares de obras que ejecutaba el gobierno nacional. Los técnicos, agricultores y obreros a poco de llegar enviaban por sus mujeres e hijos, quienes rápidamente se fueron integrando a la sociedad y a su vez trabajando en los mas variados destinos. Se calcula que unos 300.000 italianos llegaron a Venezuela en esos años, en lo que se conocía como la política de “puertas abiertas” del gobierno nacional.

De todos estos inmigrantes italianos el más conocido fue Filippo Gagliardi, un constructor que había llegado al país mucho antes que la mayoría de sus paisanos y quien empieza a destacar en 1950 con la modernización de Caracas, al construir edificios de apartamentos que vende con la modalidad de propiedad horizontal.  El italiano rápidamente consigue créditos de la banca pública y se convierte en un magnate inmobiliario, que se vincula con personajes del gobierno, lo que a su vez le “facilita” la obtención de los trámites legales para construir.  A su vez se convierte en promotor y protector de más inmigración italiana, ayudando a sus compatriotas a establecerse y dándoles cobijo  y amparo en sus primeros tiempos de arribo al país.  Gagliardi se hace un personaje muy conocido por la sociedad venezolana, ya que también es un filántropo, que no escatima a la hora de contribuir con una obra social. 

El industrial italiano Filippo Gagliardi,

Se recuerda la anécdota ocurrida en el transcurso de un programa televisivo llamado “Telemaratón” (una cadena de todas las televisoras para recaudar fondos para una obra de caridad) que el animador Amador Bendayán, anunciaba la llamada telefónica de Gagliardi donando una fuerte suma de dinero. Bendayán, que también era humorista, imitando el acento italiano dijo:

-“Filipo eso es poquito¡ Pónle otro cero¡”

Al poco rato, se anunciaba la llamada del industrial italiano anunciando que multiplicaba la ya gruesa suma, agregándole el otro cero.

Pero evidentemente, el constructor estaba muy vinculado al gobierno de Pérez Jiménez.  Cuando se produce el referéndum a finales de 1957 Filippo Gagliardi encabeza un movimiento de italianos que firmarían a favor del gobierno en la consulta popular. Es de recordar que el Congreso por medio de una ley autorizaba a los extranjeros con más de dos años en el país para votar en el referéndum.  En todos los medios de prensa aparece Gagliardi y una gran cantidad de sus compatriotas apoyando al general-presidente y entregando millares de firmas a favor del gobierno.

Cuando se anuncian los resultados del plebiscito dando por ganadora a la opción del gobierno,  la oposición denuncia el fraude y se  produce la crisis que va a terminar con la salida del gobierno de Pérez Jiménez el 23 de enero.

Las filas de electores en el plebiscito de 1957

Ya en los sucesos de enero varios comercios de italianos habían sido saqueados e incendiados pero es a partir de mediados de febrero, que se empiezan a producir una serie de acciones en contra de la comunidad italiana en Caracas. Se corrió el rumor de que todos los conserjes de los edificios de Caracas eran informantes de la Seguridad Nacional. Muchos miembros de la comunidad italiana recibían llamadas anónimas con amenazas de muerte.

Los italianos eran amenazados e insultados en sus trabajos y comercios y se les acusaba de perezjimenistas. Circulaban por toda Caracas panfletos anónimos pidiendo a la comunidad abstenerse de comprar productos en los establecimientos italianos. Las llamadas amenazantes y los panfletos señalaban la noche del 24 de febrero como el día que saldrían a quemar los negocios de los italianos y a asesinarlos. En algunas partes también circularon unos volantes con la leyenda:

“Españoles y Canarios….Simón Bolívar”

Que recordaba la advertencia bajo pena de muerte a los enemigos de la República.

Las agencias internacionales difundieron la noticia de que en Venezuela se anunciaba una masacre en contra de los italianos. Esto produjo que muchos italianos atemorizados comenzaron a irse del país.  Remataron a precios irrisorios sus bienes para comprar pasajes para ellos y su familia y regresar a Europa. Desde Italia, también los familiares reunían lo que podían para enviarlo a quienes aquí todavía no tenían para pagar sus pasajes para que pudieran abandonar Venezuela antes de que se  produjeran los atentados.

Fasciimil de los panfletos xenófobos contra los italianos repartidos en febrero del 58.

Dentro de la colonia italiana en Venezuela se produjo un conflicto, ya que algunos italianos acusaban al embajador italiano de ser el culpable de la situación, ya que no prohibió a sus connacionales adherirse al plebiscito de Pérez Jiménez.  Decían que los firmantes ( a veces humildes obreros)  muchas veces lo hicieron obligados por sus patronos, quienes tenían jugosos contratos con el gobierno y querían congraciarse con las autoridades. El embajador fue llamado a Roma y posteriormente fue sustituido por otro diplomático.

La tensión producida fue tan grave que el Ministerio del Interior hizo radiar un comunicado en el que los rumores de ataques a la comunidad italiana carecían de fundamento y que no eran respaldados por ninguna organización y que se tomarían todas las medidas necesarias para que no pudiera ocurrir ningún incidente.   Poco después el Contralmirante Wofgang Larrazábal, presidente de la Junta de Gobierno habló por cadena de radio y tv a la nación y dijo:

“Los brotes contra italianos, portugueses o españoles se dirigen a crearle dificultades a la Junta de Gobierno, a fomentar un clima de confusión y de caos…los únicos que tienen interés en tales hechos son los enemigos de la Venezuela democrática que se está consolidando”

No tardaron Fedecámaras, la Cámara de Industriales, los partidos políticos, la prensa, los escolares, los escritores y muchos elementos de la sociedad en protestar en contra de la campaña anti-italiana. Todos hemos sido en algún momento descendientes de un inmigrante, decían.

Así, llegó la noche del 24 de Febrero y no pasó nada, pero ya muchos italianos habían huido. En junio de ese año el gobierno de Larrazábal canceló la política de “puertas abiertas” que facilitaba la llegada de inmigrantes de Europa.

Para leer más:

Vallenilla Lanz, Laureano. “Escrito de Memoria” Edit. Mazatlán. México D.F. 1961

Yanes, Oscar. “Hoy es mañana o las vainas de un reportero muerto”. Edit. Planeta. 2007. Caracas. Venezuela.

Diccionario Polar de Historia de Venezuela.

https://www.researchgate.net/publication/HYPERLINK “https://www.researchgate.net/publication/49606939_LA_INMIGRACION_EN_LA_ADMINISTRACION_DE_PEREZ_JIMENEZ”49606939HYPERLINK “https://www.researchgate.net/publication/49606939_LA_INMIGRACION_EN_LA_ADMINISTRACION_DE_PEREZ_JIMENEZ”_LA_INMIGRACION_EN_LA_ADMINISTRACION_DE_PEREZ_JIMENEZ

- Publicidad -

16 COMENTARIOS

  1. El panfleto lo pudiste hacer hoy mismo, y el abasto dice xiomara y fue una ola de saqueos cuando cayo Perez Jimenez. No hay pruebas concretas de lo que publicas. Al contrario todos los extranjeros estaban felices de haber venido a Venezuela y no conozco ninguno que sufrio xenofobia

    • Por favor… que tu no los hayas conocido no significa que no hayan existido. La xenofobia pareciera ser algo natural, intrínseco en mucha gente (incluso en los italianos). Pero si hubo actos de xenofobia, que el tiempo y el buen gentilicio venezolano matizó, mestizó y ya lo hizo casi anecdótico.

    • Pues yo, hijo de portugueses y con amigos españoles e italianos conocidos, viví esa xenofobia muy de cerca, con profesores y vecinos renegando de los inmigrantes, llamándolos sucios, malbañados, ladrones y acusándolos de quitarles los trabajos, así que a mí cuando me dicen que los venezolanos recibieron a los extranjeros con los brazos abiertos… me da risa. La política de puertas abiertas fue instituida por la falta de mano de obra para llevar a cabo el Ideal Nacionalista de MPJ

  2. La verdad es que me entero de esta noticia en contra de los Italianos o demas Europeos que tambien llegaron en esos años a Venezuela que fueron victimas de tanta xenofobia en contra. y eso que naci en 1955 mis Padres llegaron de España estableciendose primero en Caracas y al poco tiempo se mudaron Valencia. Nunca llegue escuchar con el transcurso del tiempo ese tipo de noticia todo lo contrario los comentarios tanto de los Italianos, Españoles y Portugueses llegaron al Pais ha sido del Gran Aporte hicieron al desarrollo de todo el Pais.

  3. Creo que estás contribuyendo a qué se incremente la xenofobia contra nuestros hermanos venezolanos hoy artículo está fuera de lugar, cuantos pagarán hoy por tu imprudencia.

  4. Si hubo algo de rechazo a los inmigrantes europeos, quizas por el rechazo a los pocos inmigrantes europeos que se “enchufaron” (diriamos hoy en dia). Pero fue algo de muy poca intensidad, por muy poco tiempo. Los inmigrantes siempre fueron bien recibidos por lo trabajadores, decentes y respetuosos que eran. !Me consta personalmente¡Suecia, Alemania Yo era un niño venezolano y tuve amigos y compañeros de clase de muchos paises de Europa. Y en mi casa se recibian como amigos y con aprecio adultos europeos no solo españoles, portugueses e italianos. Conocí que existian paises como Suecia, Alemania, Hungria, Austria y Gracia a través de emigrantes de esos paises que visitaban la casa de mis padres. Tengo gratos recuerdos de todos ellos.

  5. Ese brote xenofobo duró poco tiempo porque la Junta de Gobierno además de Uslar Pietri y otros llamaron a la gente a deponer esas actitudes, Uslar habló por radio y escribió artículos al respecto. En Venezuela la inmigración era un anhelo desde 1830 y solamente 100 años después empezaron a llegar personas de otras latitudes con mayor frecuencia

  6. Esto resultó ser una anécdota, nada más. NUNCA HUBO RACISMO DE VENEZOLANOS CON LOS ITALIANOS, ni viceversa, salvo excepciones que se presentan esporádicamente con ignorantes, siempre puede ocurrir.

    El hecho de aquellos años fue simplemente un acto de repulsión de un grupo minoritario de venezolanos (con los dedos contados) hacía una persona (y su grupete de amigos) que manifestaba cierto aprecio por el dictador de la época, punto y final. No tuvo mayores consecuencias salvo la reacción de más incautos que de inmediato se dieron cuenta del error en el cual estaban incurriendo.

    Sí, algunos venezolanos califican de “musiù” a los italianos, pero en todo jocoso, amistoso, fraterno, nunca con odio. Peor es la palabra que se usa actualmente entre jóvenes, que se dicen “won” y “marica”, eso sí es despectivo y discriminativo.

    No tiene sentido el relato, reitero, fue una crónica que más bien resulta como un acto delictivo de desadaptados izquierdistas que ni siquiera sabían donde estaban parados.

    Lo que Larrazábal hizo posteriormente en nada está relacionado con lo planteado y puede ser debatido en otra publicación (investigación).

    Saludos.

  7. No lo niego ni lo confirmo, ya que desconozco esa historia, lo cierto es que Muchos extranjeros vinieron a Venezuela, se quedaron aquí, formaron familias, estudiaron y se desarrollaron en muchos ámbitos en esta tierra, eso nadie lo puede discutir porque de eso provienen las mezclas culturales, fenotípicas y genéticas que existen actualmente en Venezuela. Así que por más que se quiera satanizar la hospitalidad del venezolano la realidad de su gente lo contradice. Saludos y buen día.

  8. No sabía esa parte de la historia, y si la creo, de hecho al caer este gobierno muchos Irán por los medicos cubanos, que realmente no tienen nada que ver en este peo… al que deben de buscar son a los militares cubanos y darle con todo. Pero no a los cubanos como tal…

  9. No sabía esa parte de la historia, y si la creo, de hecho al caer este gobierno muchos Irán por los medicos cubanos, que realmente no tienen nada que ver en este peo… al que deben de buscar son a los militares cubanos y darle con todo. Pero no a los cubanos como tal…

  10. Sería mentir el decir que no se produjo ese brote xenofóbico, que con el nombre de los italianos, se produjo pero, fue un fenómeno que se presentó en Caracas principalmente; tenía entre muchos de sus origenes, la presencia del constructor Gagliardi y su conocido perezjimenismo y la lista de los italianos que votarían en el plesbicito por el dictador; la rabia anti dictadura que se desató cuando se conocieron los alcances de la corrupción de ese régimen y los nombres de los involucrados y por último, cierto rechazo que se alimentó en contra de algunos de esos extranjeros que, viniendo de la empobrecida Europa, trabajaban por cualquier paga, muchas horas y en bastantes casos, con mejor calificación que algunos compatriotas. Pero no es verdad que todos eran mejores que los venezolanos, ni que ellos fueron quienes construyeron a Venezuela, aunque su contribución es innegable. Fue una inmigración de gente buena y trabajadora y en la generalidad de los casos, echaron raices en nuestro país. Contribuyeron con su trabajo y procrearon muchos venezolanos, muchos grandes venezolanos y muchos de esos hijos salieron de nuestras universidades siendo ellos grandes venezolanos. Después de esa fecha, aquel día de febrero de 1958, eso no se volvió a oir mas. Todos los venezolanos de la época aprendimos a mofarnos de los italianos y de los portugueses, en bromas sanas. Todos tuvimos y tenemos amigos que vienieron en esos años. Pueblos enteros en el sur de Italia, en Madeira, en las Canarias y en Galicia, mostraban los vínculos que unían a su gente con nuestro país. Hay una anecdota que nos contaban los jóvenes italianos en aquellos años. En Marina di Camerota, cerca de Nápoles, los jovenes itaslianos que regresaban de aquí, para galantear a las muchachas del pueblo, hablaban español delante de ellas. Nos lo cantaban después, a su regreso a ,Venezuela, muertos de risa

  11. Totalmente falsa esa Historia eso jamás ocurrió en Venezuela y no existe archivos que demuestren tal afirmación lo que veo a las claras es que están buscando de justificar las injusticias que se han cometido contra los venezolanos y de hecho la historia de este señor se contradice en comparación con la verdadera historia ya que después del gobierno de Pérez Jiménez y por muchos años más siguieron llegando a Venezuela italianos ,españoles y portugueses así que amigo su intención de masificar la xenofobia en contra de los venezolanos fracaso

  12. calma pueblo no justifico cualquier tipo de discriminacion, pero estamos hablando de los años 50, y ni siquiera las personas mas oscuritas eran aceptados, pero en pleno 2020 no se justifica estos actos

¿QUÉ OPINAS?

Please enter your comment!
Please enter your name here

Leer Más

VIDEO | Bolívar en la Italia de Mussolini.

Foto de la época   El 21 de abril de 1934 fue inaugurada en Roma una estatua ecuestre...

La frase de Páez sí fue “Vuelvan Caras”

Lo que voy a escribir aquí seguramente sorprenderá a muchos. La épica historia de la batalla de las “Queseras...

Pedro Estrada: El gendarme del Nuevo Ideal Nacional

Respetado, temido u odiado -como todo personaje polémico de la historia universal- Pedro Alcántara Estrada Albornóz nació en Güiria, estado Sucre el 19 de...

Recientes

El asesinato del gobernador de Caracas

En toda la historia dos gobernadores del Distrito Federal, han sido asesinados y en ambos casos los criminales estaban relacionados por vínculos...

Indígenas esclavistas: La opresión prehispánica

Los propagadores de la llamada “leyenda negra” de la conquista han querido hacer ver que estas tierras de lo que se ha...

La carta de Arturo Uslar Pietri a Rómulo Betancourt

Tras ser detenido, expatriado y despojado de sus bienes, Arturo Uslar Pietri dirige la siguiente carta pública a Rómulo Betancourt: