Este jueves 24 de septiembre de 2021 la justicia francesa emitió una nueva condena contra el famoso terrorista venezolano. Con esta decisión del tribunal ya suma una tercera cadena perpetua.

Fue el hombre más buscado del planeta antes de la existencia de Osama Bin Laden, responsable de un centenar de atentados en Europa y un fiel predicador de la expansión soviética en el mundo, incluso llegando a secuestrar toda una conferencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con 60 rehenes, incluyendo al ministro de petróleo de Venezuela, su paisano.

¿Cómo llegó este venezolano a ser uno de los terroristas más perseguidos de la historia?

Su nombre real es Ilich Ramírez Sánchez, nacido en Michelena, estado Táchira, parte de una familia acomodada con un alto fanatismo por el marxismo leninismo, tan es así que él y sus tres hermanos tienen los nombres: Ilich, Vadlimir y Lenin en honor al primer líder de la Revolución Rusa de 1917.

Ilich creció en Caracas, estudió en el Liceo Fermín Toro y como sus padres desarrolló un fanatismo casi religioso por el comunismo y aunque no militó directamente en el PCV se sintió profundamente identificado con su proceder. Eran los años 60s, el mundo se hacía volátil por el alto impacto de los movimientos de izquierda y sus prácticas radicales. En Venezuela estos fueron los años del terrorismo guerrillero.

Ilich en Rusia

Al poco tiempo de culminar el bachillerato y de una pasantía en Londres se va a estudiar a la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos «Patricio Lumumba», en Moscú, sus contradicciones le crearían muchos conflictos. El estalinismo soviético como sistema mantenía en la medida de sus propias posibilidades un férreo control de la población, desde lo que se consumía hasta lo que se desechaba. Era una especie de Gran Hermano vigilante en todo momento, y para un comunista caribeño de familia burguesa acostumbrado a las mieles del «bochinche» y admirador de los «barbudos de la Sierra Maestra» resultaba obvia la existencia de un choque importante.

Al poco tiempo de estar estudiando en la Universidad Rusa, Ramírez es expulsado de Moscú por los constantes escándalos de alcohol, prostitutas y drogas en los que se veía inmiscuido.

Carlos El Chacal

Después de su expulsión de la universidad en Rusia, Ramírez mueve sus contactos para irse al medio oriente donde permanece un tiempo en Jordania, allí se entrena en diversas especialidades militares. Por la influencia de varios de sus amigos personales termina relacionándose con el Frente Popular de Liberación Palestina e inicia su carrera en el terrorismo internacional.

Entre 1970 y 1973 se entrena y especializa con los palestinos y viaja a Francia para liderar el Comando Boudia, una de las células revolucionarias y terroristas del frente palestino en Europa. Su estadía por Francia y Alemania está marcada por la misión de objetivos israelíes.

El 30 de septiembre de 1973 el terrorista venezolano falla en su primer objetivo, el intento de homicidio del presidente de la Federación Sionista de Inglaterra, Joseph Edward Sieff.

Alias Carlos irrumpió en la casa de Sieff en Queen’s Grove en St John’s Wood y amenazó a la señora del servicio para que lo llevara ante él. Al encontrar a su víctima en el baño le disparó con una pistola Tokarev de 7,62 mm, que rebotó en Sieff justo entre su nariz y el labio superior, hecho que lo dejó inconsciente. El arma se atascó y Carlos huyó.

En 1974 como comandante de las células terroristas en Francia colocó tres carros bomba en las redacciones de varios periódicos parisinos. En septiembre de ese mismo año organizó un asalto y toma de rehenes en la embajada de Francia en La Haya, pero esta acción fue después ejecutada por radicales comunistas japoneses.

Ya con su alias de «Carlos Ramírez» de presunta nacionalidad peruana, Ilich se movía entre varios países de Europa y el 27 de junio de 1975 se da a conocer ante las autoridades. Ese 27 de junio un informante conocido de Ramírez lleva a dos agentes del DST (Direction de Surveillance de Territoire) a allanar un apartamento en París, específicamente en la Rue Toulliers. En el apartamento los agentes encuentran a «Carlos» tocando cuatro y bebiendo con un grupo de personas. El informante de nacionalidad libanesa llamado Michal Moukharbal le dice a los policías que «Carlos» tiene armas, bombas y planea ataques en la ciudad. En ese momento Carlos desenfunda un arma mata a Moukharbal y a dos agentes mientras que otro queda herido de gravedad.

El secuestro de la OPEP

Después del asesinato de los policías franceses «Carlos» se convirtió en el hombre más buscado de Francia por lo que tuvo que desaparecer y volver al medio oriente, esta vez en Yemen del Sur donde reagrupa sus fuerzas.

El 21 de diciembre de 1975 encabeza el atentado que lo catapulta a la prensa mundial, los principales noticieros y la fama, pero también la persecución policial como el terrorista más buscado del mundo.

Ese diciembre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunía en Viena, Austria, para su actividad semestral con la presencia de 11 ministros de petróleo de los países miembros. Por su parte el Brazo de la Revolución Árabe encabezada por «Carlos» planifica un atentado con la participación de 6 miembros de la organización criminal.

Poco antes del mediodía Gabriele Kröcher-Tiedemann, Hans-Joachim Klein, Anis al-Naqqashn y otros miembros del grupo terrorista Baader-Meinhof junto al Frente Popular de Liberación Palestina y al mando de Ramírez entran a la fuerza al edificio de la OPEP asesinando a sangre fría a los guardias de seguridad. El plan de los terroristas era exigir la liberación de Palestina y ejecutar públicamente Ahmed Zaki Yamani Ministro de Petróleo de Arabia Saudita y Jamshid Amuzegar Ministro de Petróleo de Irán.

Carlos entró a la sala de conferencias, disparó contra el techo y los delegados se agacharon bajo la mesa. Los terroristas buscaron a Ahmed Zaki Yamani diviendo a los delegados en grupos: los de países aliados de Palestina fueron movidos hacia la puerta, los “neutrales” fueron llevados al centro de la sala y a los “enemigos” fueron movidos hacia la pared de atrás, junto con una carga de explosivos.

Ramírez exigió un bus y en él llevó a más de 60 rehenes a un avión DC-9 que los esperaba para salir del país. La idea era llevar a los secuestrados a Adén en Yemen para ejecutar a los enemigos y negociar por la vida del resto. Para evitar el asesinato de un rehén cada 15 minutos las autoridades austriacas tuvieron que pasar por la radio un comunicado de los terroristas de manera constante.

El vuelo se detuvo en Argel donde luego de una negociación fueron liberados 36 rehenes incluyendo 5 ministros secuestrados. El avión siguió su curso a Tripoli donde cambiaron a otro avión Boeing 707 para poder volar a Iraq sin hacer escalas, pero tuvieron que regresar a Argel. Dentro de este avión tan solo quedaban 10 rehenes, entre esos los ministros de Irán y Arabia Saudita. Carlos fue amenazado que de asesinar a alguno de ellos el avión sería derribado por lo que tuvo que desistir de ese plan.

Al ver el objetivo fracasado los terroristas escapan dejando a los rehenes solos en el avión. Se especula que este atentado fue financiado por el dictador libio Muammar Al Gadaffi.

Después del atentado de la OPEP el terrorista venezolano desaparece de la escena mundial, permanece oculto reagrupando sus fuerzas gracias al apoyo de Alemania Oriental y su policía secreta la STASI. Sus cuarteles de operaciones van desde el medio oriente hasta el corazón de Europa. Las fuerzas de seguridad del mundo entero están detrás de su pista.

Captura de «El Chacal»

Años después del atentado de la OPEP, el 15 de agosto de 1994 la propia escolta personal del terrorista lo secuestra en Sudán y lo entrega a la Policía Secreta Francesa que lo saca del territorio para ser enjuiciado en Francia. El gobierno de ese país colaboró con la captura.

En 1997 «El Chacal» como fue apodado por la prensa, fue condenado a cadena perpetua por los homicidios de los oficiales de la DST en 1975.

En el año 2011 un nuevo juicio lo condena a una segunda cadena perpetua por la muerte de 11 personas y cerca de 150 heridos, sus atentados entre 1982 y 1983 en territorio francés. También fue juzgado por atentados perpetrados con una bomba en un tren que cubría la ruta Toulouse-París, el 29 de marzo de 1982 que dejó 5 muertos. Otro de los cargos fue la explosión de un carro bomba frente a la sede de la revista Al Watan Al Arabi, en París el 22 de abril de 1982 que dejó 1 muerto; un ataque contra la estación ferroviaria Saint Charles en Marsella que dejó 2 muertos y contra el tren de alta velocidad a Tain en 1983 que costó la vida a 3 personas inocentes.

El 24 de septiembre de 2021 «Carlos» recibe su tercera cadena perpetua. El terrorista tiene años intentando cumplir su condena en Venezuela, su país natal. Incluso el gobierno de Hugo Chávez exigió en varias oportunidades al gobierno francés la extradición de Ramírez a quien consideró como «héroe de la revolución».

La condena la ha cumplido entre las cárceles de Clairvaux​ y de La Santé en París.

Fuentes consultadas:

Archivo hemerográfico de El País (España) y Agence France-Presse (Francia)

FOTOS: AFP, AP, Agencias, Cortesía.

Opinan los foristas