Manuelita Sáenz; de la gloria al olvido

Aquella Quito recién librada por el mariscal de Ayacucho recibe a su inalcanzable héroe Bolívar junto a su valiente ejército, grandes arcos con ramas de olivo y flores naturales decoraban aquella calle que con el sonar de la música le daban la bienvenida a los héroes, banderolas y hermosas guirnaldas colgaban de aquellos balcones vestidos […]